Un Día Sin Mujeres

marzo 9, 2020by Soraya0

Este domingo, Día de la Mujer, fue especialmente significativo, ya que, además de reconocer nuestra gran labor y el camino que valientes mujeres han trazado para que nuestra generación tenga más oportunidades en todos los ámbitos, fue la antesala al paro nacional de mujeres #ElNueveNingunaSeMueve; un hecho inédito en el cual una parte representativa de las mujeres del país decidimos, en solidaridad con otras mujeres, manifestarnos silenciosamente en contra de la violencia de género.

En este día de profunda reflexión, primeramente, hay que reconocer que este problema SÍ existe, ya que negarlo sería aceptar que lo hemos normalizado como parte de nuestras vidas. Y segundo, sumarse es un acto amor y sororidad con otras mujeres que lo han sufrido, o incluso, que hoy ya no están con nosotros.

Circula un video que explica en un minuto por qué tantos nos hemos sumado a este movimiento. Es verdad, mueren más hombres que mujeres, casi 90%, pero éstos mueren a manos de otros hombres, mientras que las mujeres también mueren por acciones de otros hombres. De ahí que las causas sean muy distintas, la mayoría de los hombres muere por poder, dinero, narcotráfico; mas las mujeres mueren por violación, acoso, violencia familiar, por querer controlarlas, en resumen, por el sólo hecho de ser mujer.

Por eso es sumamente alarmante que el primer año de gobierno del presidente López Obrador haya sido uno de los más sangrientos para las mujeres en México. Según cifras oficiales, en el 2019 se registraron más de 74,000 casos de violencia contra las mujeres; y tan sólo en enero de este 2020, más de 320 mujeres fueron asesinadas, es decir, 10 mujeres mexicanas pierden la vida cada día! Esto es inaceptable.

Quisiera aprovechar muy respetuosamente este espacio para dejar claro que no estoy a favor de un grupo minoritario que insiste en manifestarse de manera violenta, mucho menos a favor del aborto. Ésa es una discusión igual de profunda e igual de sentida, pues la forma indiscriminada que han abortado en la Ciudad de México ha permitido que actualmente tengan la mayor muerte materna de todo el país y una de las tasas de interrupción del embarazo más alta del mundo.

Estoy convencida que, para revertir esta situación, es urgente legislar con perspectiva de familia, así como contar con más oportunidades laborales o de autoempleo que nos permita una verdadera autonomía económica. Asimismo, es importante contar con un sistema de cuidados que logre equilibrar la vida laboral con la personal; por ello, en mi calidad de diputada federal, he abanderado estas causas, presentando diversas iniciativas, como la de instalar una comisión por la familia, y otras más para mejorar la vida de las mujeres, particularmente en el ámbito económico.

Como podrán ver, hay mucho por hacer; por eso, es importante recordar que este NO es un día de asueto para las mujeres, es un día de lucha, de valentía y de reflexión.

Hoy demostraremos lo que es vivir un día sin nosotras, y que tenemos la capacidad de alzar la voz sin que nadie nos pueda silenciar, o que la misma muerte nos silencie.

Hoy es un día de indignación, de protesta silenciosa y de exigencia, porque sólo juntas podemos visibilizar lo que hoy persiste en nuestro país; y sólo juntos, mujeres y hombres, podemos darle un giro distinto a nuestra historia.

Soraya