Paquete económico, más de lo mismo

septiembre 16, 2019by Soraya0

La semana pasada recibimos en la Cámara de Diputados el Paquete Económico 2020 y como era de esperarse fue más de lo mismo, promesas vacías, asignaciones sin sustento y la falta de un rumbo claro por el que se va a llevar a nuestro país. Existen muchas cuestiones sobre este proyecto que debemos analizar con mayor profundidad, pero en una primera pincelada podría adelantar que este paquete figura como uno muy optimista, poco realista y que no abona al crecimiento económico y a la generación de empleos.

 

Quisiera empezar por lo me parece es la única buena noticia, y es que este paquete se encuentra equilibrado, es decir, existe un balance entre los ingresos estimados para el siguiente año y el gasto público. Asimismo, es importante notar que se observa un compromiso con la disciplina fiscal en la meta establecida de superávit primario, estimada en 0.7% como proporción del PIB. Hasta aquí podríamos decir que parece ser un paquete responsable, pero si lo analizamos con mayor detenimiento nos damos cuenta que no es así.

 

Uno de los problemas más grandes es que presenta variables poco realistas, empezando con la estimación de crecimiento económico. Llama mucho la atención que el pronosticado para 2020 es de 2% cuando expertos de distintas organizaciones estiman poco más de 1%. Además, es de notar que, según expertos de Barclays y Moody’s, las estimaciones del Gobierno sobre su capacidad de incrementar los ingresos tributarios son demasiado optimistas, especialmente porque estiman una plataforma petrolera que difícilmente se alcanzará en el corto plazo.

 

Otro tema es que el gasto pronosticado no reactiva los motores económicos y perjudica seriamente a varias dependencias de las cuales depende el bienestar de muchos mexicanos. Por ejemplo, se observa un recorte del 45% en el presupuesto destinado para la Secretaría de Turismo; no podemos olvidar que una de las principales fuentes de ingresos de nuestro país proviene de esta actividad, por lo que resulta sumamente alarmante este recorte, especialmente tras la desaparición del Consejo de Promoción Turística y del programa de Pueblos Mágicos. Tristemente los pocos recursos que le darán a este sector se concentran en el Tren Maya, un proyecto que no tiene los estudios pre factibilidad obligatorios por ley, particularmente los ambientales.

 

La agenda pendiente sigue siendo la falta de recursos para los estados y municipios. Distintos funcionarios se han empeñado en asegurar que el Paquete Económico establece un claro apoyo para las entidades federativas el próximo año; sin embargo, esto no es cierto, ya que, en términos reales, se observa un recorte tanto en participaciones como en aportaciones federales, y en la suma de todos los proyectos de inversión.

 

En lo personal, me parece sumamente lamentable que uno de los estados que se ve más afectado por este recorte es el mío, Tabasco. En términos reales, fuimos la segunda entidad federativa con mayor recorte en las participaciones federales después de Campeche, algo que me parece inaudito especialmente porque hay que reconocer que del petróleo de Tabasco y de Campeche se han beneficiado todos los mexicanos. Como lo he mencionado en varias ocasiones, Tabasco vive un infierno económico, y para que avancemos en la ruta de la recuperación, necesitamos proyectos de infraestructura pública inteligentes, así como incentivos fiscales y administrativos para atraer inversiones privadas.

 

El Paquete Económico es una herramienta que tiene el Gobierno Federal para definir sus prioridades y establecer metas para el año entrante. Como economista, estoy convencida que debe usarse para promover la inversión y el crecimiento en aras de fomentar la confianza y la certidumbre, sin embargo, esta propuesta, una vez más, dejó mucho por desear.

Soraya


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *