La importancia de Recuperar la Confianza

octubre 21, 2016by Soraya0

La confianza se define en dos vertientes: hacia las personas también llamada interpersonal; y hacia las instituciones políticas o a los gobernantes. Algunos expertos han asegurado que la crisis global que enfrentamos en esta década es una “crisis de confianza”, y vemos que en México esa es la realidad. Los sucesos que lamentablemente ocurren en el país, como el del Gobernador de Veracruz con licencia o el ex Gobernador de Sonora han mermado la credibilidad en las autoridades, e incluso para la mayoría parecería imposible recuperar la confianza en nuestras instituciones. No es de extrañarnos que 83% de los mexicanos está convencido que las instituciones sólo persiguen intereses económicos, y sólo 11% creen que buscan cumplir con la sociedad.

Desgraciadamente los actos de corrupción y los malos manejos en instituciones y organizaciones públicas, privadas o sociales ya existían, pero en los últimos años se han visualizado con mayor frecuencia, quizás debido a una mayor conciencia de los ciudadanos para exigir la transparencia y rendición de cuentas, y también a que el combate a la corrupción es una materia que a todos nos preocupa. La corrupción se traduce en incredulidad, y es posible observarlo a través de algunas mediciones; según consulta Mitofsky, la policía, los diputados y en último lugar, los partidos políticos, son instituciones que nos inspiran los niveles más bajos de confianza.

 

La pérdida de confianza ya no sólo es hacia el gobierno, se ha extrapolado en nuestra vida personal. Hay estudios que demuestran que en América existe una muy baja confianza interpersonal, solamente 2 de cada 10 personas confían en los demás. ¿Qué necesitan los mexicanos para recobrar la confianza? Según la encuesta de confianza en las instituciones 2015, elaborada por el Gabinete de Comunicación Estratégica, el valor más importante para darle nuestra confianza a una persona o institución es la honestidad (52%), le sigue la responsabilidad (22%) y finalmente, la cercanía a la gente (9%). Sin duda, no se puede recobrar la confianza en nuestro país, sin recuperar la confianza en nosotros mismos, en los ciudadanos.

El siguiente paso es recobrar la confianza en nuestros fundamentos económicos. La evidencia en torno al papel de la confianza con respecto a variables económicas importantes, como el ingreso, podemos observarla en un estudio en cual se concluyó que existe un 1% de incremento en los ingresos per cápita asociado a cada 15% de aumento de la confianza generalizada del país. De igual manera, otros estudios han comparado la confianza con el PIB, demuestran que en 35 países existe una correlación positiva, entre confianza y aumento del crecimiento económico.

 

Si bien el fenómeno social de la desconfianza y la insatisfacción que estamos viviendo es a raíz de un crecimiento muy ratíquito en la economía mundial lo que ha impactado negativamente en el desempeño de nuestro país, la otra realidad es que un país que confía en sus líderes y en sus políticas, que confía en las decisiones económicas por muy duras y restrictivas que sean, puede marcar la diferencia para sus conciudadanos.

En la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana creemos que la base de la confianza es el orden, la cero tolerancia a la corrupción y un México menos desigual. Conocedores de que no hay otro camino ni otro reto más importante que la recuperación de la confianza, nuestro gremio ha decidido que este será el marco bajo el cual se desarrollará nuestro próximo Congreso Nacional. Analicemos y desarrollemos la nueva agenda para el México que sí es Posible. ¡Los esperamos!

Soraya


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *