Impacto de la volatilidad: caso tabasco

marzo 2, 2016by Soraya0

La disminución en los precios del petróleo y el impacto a nivel mundial que esto representa sigue siendo nota nacional, pero localmente, esta caída ha impactado a economías altamente dependientes de los ingresos petroleros, como lo es la economía tabasqueña.

Tabasco aporta 3.4% al PIB nacional, ocupando el treceavo lugar en el país. Con datos al tercer trimestre de 2015, la actividad económica estatal decreció 2.8%, mientras en 2012 crecía por arriba del 5%. Desafortunadamente, la economía tabasqueña es muy dependiente de los ingresos petroleros, siendo que el sector que más aporta al PIB de la región es la minería, con el 60% y dentro de este sector está incluida la extracción de petróleo.

En consecuencia también ha habido implicaciones en el empleo, en 2012 la tasa de desempleo de Tabasco era de 5.8%, seis décimas por encima de la nacional. Para 2015, la tasa de desempleo ha aumentado a 7.5%, mientras la nacional disminuyó a 4.2%, colocando a la entidad con la mayor tasa de desempleo del país. También pasó de generar 12,500 empleos formales en 2012, a perder 13,819 empleos en 2015. El número de trabajadores informales también aumentó de igual manera que los trabajadores en condiciones críticas, pues al aumentar el desempleo crece la cifra de personas que se dedican a trabajar por su cuenta, principalmente en la venta de productos en las calles.

Por otro lado, contrario a lo que un estado con tanta riqueza natural pudiera ofrecer, 11% de sus habitantes vive en pobreza extrema, mientras el índice nacional es de 9.5%. Además de ser la primera entidad con mayor porcentaje de población que carece de acceso a alimentación; la cuarta entidad con mayor población que carece de servicios básicos en vivienda y quinta entidad con mayor carencia en acceso a seguridad social.

En el tema de seguridad, la entidad enfrenta grandes retos, tan sólo en 2015, 89% de la población percibe que la entidad es insegura, esto representa 16% por encima del nivel nacional. La entidad ocupó el quinto lugar en secuestros registrados y es la novena entidad con el mayor registro de extorsiones. La mayor preocupación de los tabasqueños es la inseguridad, seguido por el desempleo y la pobreza.

El estado se encuentra en una situación preocupante. Ante tal escenario, en el gremio de los economistas estamos convencidos que a Tabasco, como otras regiones altamente dependientes al petróleo, le urgen políticas económicas que permitan diversificar su economía; encontrando fuentes que le permitan generar nuevos y mejores empleos; además se debe fortalecer un nuevo sistema de promoción de la producción local; fortalecer la inversión privada, hacer que las empresas nacionales y extranjeras inviertan y le den un nuevo escenario al sector energético, creando un circulo virtuoso en el que la inversión genere empleo, y ello contribuya disminuir la inseguridad, que es el reflejo de la falta de oportunidades laborales.

Las acciones que se tomen en este país deben fomentar el crecimiento económico regional y generar una mejor distribución de la riqueza, protegiendo los bolsillos de las familias mexicanas. Solo con orden y una estrategia clara, se puede alcanzar el crecimiento económico.

Soraya


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *